El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), junto con JAP Energéticas Medioambientales SL e INDETEC, concluyó el desarrollo de una nueva tecnología con la que se busca, a partir de residuos industriales de aluminio y amoníaco, obtener hidrógeno para alimentar una pila de combustible que genere energía. El objetivo principal de este proyecto, denominado 'H2ALRECYCLING', es conseguir hidrógeno a partir de dichos residuos industriales, con un proceso basado en la reón entre aluminio y agua.